El experimento: una película que te hará pensar

El experimento, una película de 2010, definitivamente me cautivó. Especialmente la increíble actuación de Adrien Brody, el actor que, dentro de la película, como protagonista acepta actuar el papel que la suerte (o la ciencia) le dio.

Hace tiempo que no me atrapaba una película, ésta lo logró, por muchos factores, el que más destaco fue que, desde mi punto de vista, el experimento, ciertamente es posible, y más que posible se presenta en la sociedad.

¿Pero de qué experimento estoy hablando? Bien, advierto que voy a comentar escenas, así que, si no has visto la película, deja de leer y mírala. Todo empieza con el despido de Travis, un empleado en un instituto geriátrico, que de alguna forma tenía un trato deseable con los pacientes. Su jefe simplemente lo corre, tratando de atenuar la mala noticia, con la amabilidad de invitarlo a cumplir uno de sus sueños que conocer el mundo, le -ahora tienes la oportunidad de conocer el mundo- (más menos palabras).

Lo que Travis requiere es un empleo, tenemos que ganarnos la vida, porque de eso se trata, en esta sociedad todo se cobra con tiempo o con dinero. El protagonista decide participar en una marcha, conoce a su futura novia, que tiene planes de viajar a la india para practicar yoga, ella lo invita a acamparla, y como hemos dicho, el dinero no lo es todo, pero puede muchas cosas, así que, con las bolsas vacías, dice que algún día la alcanzará. El amor lo promete todo.

Por azares del destino, toma un periódico y lee un anuncia en el cual se ofrecían catorce mil dólares, unos doscientos ochenta mil pesos mexicanos, por participar trece días (me parece) en un experimento. Nada mal con ese dinero por supuesto que podemos viajar a la India para ver al amor de la vida. Aquí todavía parece una historia de amor, como cualquier otra en el mundo del cine.

Travis decide tomar la oferta y asiste al lugar de selección, esperando su turno, en su lugar, llega un tipo bien vestido, amable, y cordialmente se presenta con una gran sonrisa como Barris, parecía que nacía una amistad para toda la vida. No falta el otro, un tipo muy agradable, Benjy. Los asistentes buscaban dinero, y era la forma de hacerlo.

Los candidatos debían aprobar una serie de exámenes, nada es tan sencillo, los tres recién conocidos, después de aprobarlos, subieron al camión que los llevaría al lugar donde se llevará a cabo el experimento. Todo bien hasta aquí.

Dentro, dividieron a los participantes en dos grupos, los presos y los guardias de seguridad. Travis y Barris quedaron en lados opuesto, al primero le toco jugar el papel de preso, mientras que a Barris el rol de seguridad. Benjy también fue preso. Los guardias recibieron una hoja de papel, donde se explicaban cinco reglas:

  1. Los prisioneros deben comer tres comidas al día y obligatoriamente no dejar sobras
  2. Treinta minutos de recreo todos los días
  3. Los prisioneros deben permanecer dentro de las áreas designadas
  4. Los guardias deben garantizar el cumplimiento de las reglas y en caso de transgresiones aplicar una sanción acorde a la falta antes de treinta minutos

Era sencillo, si no se cumplía una de estas reglas, todos perdían y no se les pagaría. Una luz roja indicaría el momento en que se terminara el experimento.

La amabilidad se mostraba, finalmente somos seres sociales, sabía que era un experimento, pintaba para que todo fuera rutinario, y estaba bien, hasta qué, por un error, de esos que nadie quiere, pero ocurren, un reo que jugaba basquetbol golpeó a un guardia en la cara, ocasionándole daño, le abrió un labio. Los compañeros de seguridad llevaron al herido, en su espacio, comenzaron a deliberar sobre la situación, de qué es lo que deberían hacer, aunque sabía que no fue intensional, Chase, tomó la palabra y basándose en las reglas dijo que tenían que castigar de manera proporcional. Así que los guardias regresaron…

Dieron la orden de que el reo hiciera diez flexiones, el reo, explicó que había sido un accidente, esto no fue suficiente para hacer comprender a Chase, que pasará el castigo. El reo no accedió, así que Chase, con una voz elevada indicó que todos lo deberían de hacer. Había otro reo llamado Nix, comenzó a realizar las flexiones y todos los demás lo siguieron.

Nix era compañero de celda tanto de Travis como Benjy, éste confesó que había sido presidiario en el mundo real, y que deseaba ganarse el dinero de una forma honesta. Así que el compañero de Travis comenzó las flexionas porque conocía cómo el mundo real, que se tienen que respetar la reglas, de lo contrario habrá problemas, aquí me hace pensar que fueron elegidos, no tanto al azar, que los científicos requerían de una persona que contara con experiencia para detonar comportamientos que harían si reamente estuvieran en la cárcel.

Después de las flexiones, los guardias se alegraron del poder que se les había otorgado. Uno de ellos decía. “hermano, hasta pareces policía”. Barris, sólo observaba, meditando. Y se me olvidó hablar de una escena, donde Barris era regañado a sus 42 años por su madre, llamándole cobarde. Barris en su silla con un libro, a mi parecer era la biblia. Sólo se resignaba a obedecer.

El segundo incidente tuvo que ver con la comida, había servido algo semejante al mole, resulto ser frijoles molidos, tanto un reo homosexual como Travis, no comieron, y todavía, comenzaron a aventar los restos de la comida al guardia, fue una euforia para los reos, todos participaron como niños, realmente se divirtieron. Finalmente es un experimento.

Chase, sabía que debían de dar una lección, los reos les habían faltado el respeto, y esto rompía una de las reglas, pensaron en el castigo, recodaron que no debía haber violencia. Así que Barris tomó la palabra, y comentó que él fue parte de una bienvenida para novatos en el colegio, o quizás universidad, que las reglas no eran tan diferentes y que podría actuar no con violencia, sí humillarlos.

Así que los guardias tomaron los extinguidores y los vaciaron sobre los reos en cada celda, mientras estos últimos dormían. Tomaron a Travis porque de alguna manera él se convirtió en el líder, fuera de la celda lo esposaron y lo dejaron dormir atada la muñeca a un barrote. Barris al día siguiente toma el liderazgo del lado de los guardias, puedo observar que el poder se toma, no se otorga, si bien Chase había comenzado con la iniciativa, Barris, arrebata el control por la fuerza, pero no una física. Barris les recuerda las cinco reglas, y les subraya su lugar: son reos. Depués de este discurso el guardia se dirige a los baños, estaba extasiado, de repente se da cuenta que tiene una erección, el poder lo excita.

Travis no queda contento con la situación, sabe que las cosas no debería de ser así, por lo mientras Benjy, no puede levantarse porque requiere su dosis de insulina, y Travis le cuestiona del por qué no deja el lugar, el por qué está soportando esto, el por qué no dijo que requería medicamentos, la respuesta de Benjy le toma por sorpresa al líder de los reos, él, Benjy dice que es un fraude, una gran mentira, es un novelista gráfico que habla del hombre que vuela, que tiene que superar esto que se dispuso a vivir porque lo necesita, necesita confirmarse, está seguro que soportará. Travis entiende la profundidad de cuestión y se solidariza con el novelista gráfico. Curiosamente, hacen la diferencia entre un escritor de comics y un novelista gráfico, si bien no entran a detalle de qué los hace diferente, sí dicen que no es lo mismo.

Nix, habla con Travis, dice que debe jugar el juego que los guardias juegan, porque así son las reglas de la vida, que lo que funciona en la cárcel, aquí también funcionará, dado que somos personas que nos movemos por instintos, lo mismo que hacen los animales, el más fuerte se come al más débil, y en esta situación se mostrarán quien es quien.

Aquí no acaba la cosa, Barris sabe que Travis es el líder, y lo quiere someter, porque es el hombre a vencer, el que lo desafía, por eso no le llama por su nombre, si no le dice 77, que es reducir su humanidad a un número, a un ente abstracto, que deja de ser persona con todas sus garantías, y Barris se decide a romper su voluntad. Otro suceso que da un giro a la historia es la necesidad de insulina de Banjy, el guardia que recibió el balón en la cara por error, se acerca a Travis, y éste le pide ayuda para conseguir la insulina de Benjy, sin duda el reo le ofrece al guardia, parte de la paga que recibirá, el guardia accede, pero no lo hace por dinero, sabe que es lo que se tiene que hacer, es una vida la que está en juego.

Paralelamente Chase quiere abusar de un reo, Barris los sorprende, al victimario como a la víctima. Chase no logró su cometido. Son interrumpidos debido a que el guardia arrepentido de la situación es encontrado con la insulina, lo golpean los demás compañeros guardias, sólo Barris no. Ha controlado a los demás. Llama a los reos a formar filas, llega el guardia golpeado y lo vuelve reo, aquí Barris añade una sexta regla, que legitima su proceder. Esto no es ficción. En el mundo real ocurre, y seguirá ocurriendo.

Travis no soporta y se dirige a las cámaras que siempre los están vigilando, es detenido por Barris y los guardias, el reo se resiste, y Benjy al ver que es atacado corre a su auxilio, golpeando al líder de los guardias, Barris responde golpeando en la cabeza a Benjy con su tolete, lo descalabra y Benjy sufre una convulsión, Travis no se la cree y se llena de desesperación, no soporta lo que ve. Los guardias lo amordazan y lo llevan a un túnel, sólo, en la oscuridad, los demás reos, todos se revelaron, son aislados, recibirán castigo proporcional a su falta, Benjy sigue en el suelo, los guardias no lo atienden.

En el túnel, Travis mira una cámara, ¡una cámara!, los científicos sabían que existía la posibilidad de que un reo sea encerrado en este lugar a causa de un castigo. No se equivocaron, predijeron bien lo que un hombre en el poder puede hacer contra los que somete. Aquí Travis promete matar a Barris, se escapa del tubo, primero libera a un reo que es sometido por Chase, quién está abusando de él. Luego a Nix, y así con todos, en este momento Travis le pregunta a Nix si quiere seguir jugando el juego o se mostrará tal cual es. Nix lo apoyó. Así liberan a todos, Van contra los guardias.

Los guardias en su entro de vigilancia se dan cuenta de esto, ellos, uno a uno, empiezan a abandonar, Barris los increpa, a esta altura han medido el riesgo y saben que tiene que huir. Barris se queda, pero le vence el miedo, los reos logran atravesar la puerta de seguridad. Travis, tras la muerte de Benjy, decide ir por todo contra Barris, y así ocurre, y bueno tendrás que ver la película si quieres saber el final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.